lunes, 30 de enero de 2012

El Border Collie con los niños

Nemo con mi hija Dafne

Nemo con mi sobrina Luna en Vinaroz

 Su sensibilidad le permite percibir que con los niños debe manejarse con extrema cautela por lo que aunque esté saltando, jugando o corriendo a su alrededor difícilmente llegue a tirarlos al piso o a lastimarlos accidentalmente de algún modo. De hecho, es más que habitual que en un grupo de niños sea uno más y los rodee como agrupándolos al igual que su rebaño de ovejas y si alguno cae se acerque con unos lengüetazos como buscando consolarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada